Visita de Maya

sábado, 5 de diciembre de 2009

Maya y CasiNadieLoSabe


Ahora podemos contarlo. Durante este tiempo las circunstancias nos hicieron callar, pero ahora, por fin, podemos contarlo. Maya me llamo y me dijo que estaría de visita en mi ciudad. Muchas horas de blog, yo de recorrer sus curvas con ojos lividinosos y leerla en foros, ella de leer mis relatos sola o acompañada, no con menos lujuria.

Ella había despertado interés en mi. Cuerpazo de escándalo, inteligente, friki y exhibicionista. Estaba en mi ciudad y me había mandado un email para contármelo. Me ofrecí de taxista, claro está.

Al llegar a su ciudad le llamé para que me guiase ya que no conocía nada y pasaba de que los putos taxistas me sacasen una tajada por ir a mi hotel que ni sabía exactamente donde quedaba así que le pedí el favor de que me llevara y así de paso nos conoceríamos y podríamos salir y enseñarme aquel maravilloso lugar.

Y dirán que qué cojones pintaba yo en aquella ciudad y era simplemente porque fui a hacer de modelo fotográfica para un buen amigo así que como me hablaba mucho por email con este agradable caballero una cosa llevó a la otra y me vi metida en su coche, media cortada pero agradable de tener una compañía tan caballerosa.

Así que fuimos rumbo al Hotel. Amablemente le pedí que si quería subir ya que tenía que dejar las maletas y cambiarme ya que la sesión de fotos era ese mismo día y puesto que no tenía nada que hacer y se ofreció hacerme compañía, acepte y agradecida le conduje a mi habitación.


Leer más



Al entrar miramos los dos alrededor. La habitación era muy confortable. Moqueta verde en el suelo, cama de matrimonio, cortinas color beis, minibar vacío ( no lo pensaba llenar yo..) televisión que va con monedas, armario empotrado, una terraza algo pequeña con dos sillas y una mesa y dentro cerca de la puerta el baño, que tenía una gran ducha hidromasaje que fue lo que más me gustó de todo.

Nos miramos con miradas lascivas y sonriendo le dije que podía esperar si quisiera sentado en la cama que me iba a pegar una duchita rápida, vestirme y salir pitando y le invité a almorzar.


No era ningún secreto para nosotros: ella leía mis relatos y se masturbaba con ellos, yo lo hacía con alguna de sus fotos. Es más, en alguna de sus noches de insomnio, tras leer alguno de mis relatos había terminado ella en su cam... No es de extrañar pues nuestras miradas.

Sin embargo jamás pense que llegara a pasar nada entre nosotros. Una cosa es fantasear con un relato y poner la cara y el cuerpo que uno quiere, otra cosa es ver el cuerpo de la otra persona y que le guste a uno.

Venía de las islas afortunadas con una camisa de tirantes blanca, falda baquera cortita, y una cazadora a juego con la falda. Pero aquí en Madrid hacía bastante más fresco. Y ello se notaba en sus pezones. Desde que salimos del aeropuerto no había podido quitarle ojo de encima. Los tenia duros, se le marcaban en la camiseta. Le dejaba pasar siempre en las puertas primero... no tanto por caballerosidad si no como para poder mirarla con descaro el culo, intentando adivinar si llevaba tanga o nada... Y ella lo sabía, y disfrutaba con el juego, sabiéndose deseada.

"Tengo que ducharme y cambiarme de ropa, puedes esperar ahi sentado en la cama" me dijo. Ese 'puedes' no sonaba a una orden indirecta. Era eso, un 'puedes sentarte', o puedes no hacerlo. Abrió la maleta y sacó la ropa que ibaa usar en el posado. Cogio un precioso tanga, diminuto, con el sujetador a juego, más la ropa que llevaría, un poco más de abrigo que la que traía en el avión, y junto con la toalla entró al baño. "Vaya -pensé- después de tanta sesión de cam se me vuelve vergonzosa". Entro al baño, pero no cerró la puerta del todo. Canturreaba. Me levanté y me asomé por la rendija. Ella miró al espejo y vio mi reflejo através de la rendija en él. Sabía que iba a tener público. Se entretuvo en desnudarse, con calma, bailando serpenteante mientras canturreaba. Primero la camiseta de tirantes. Mirando hacia el espejo, deslizaba su mano del cuello al hombro, como si se tratara de la mano del amante que imaginaba leyendo mis relatos, para bajar un tirante del sujetador... Cambió de idea de repente y se lo quitó sin mas, dejando al descubierto su pecho. Y yo solo podía imaginar el tocarlas, o en ¿le gustará hacer pajas cubanas?. Desabotonó la falda y la acompañó con las manos hasta el suelo, agachándose y ofreciéndome una preciosa vista de sus piernas y su culo. El tanga era una minúscula pieza negra triangular de tela, con 3 hilos saliendo de cada vértice, unidos en la parte trasera por un coqueto broche.

Sin más dilación se metió en la ducha y se dió una ducha rápida. Yo miraba desde la puerta cada movimiento de sus manos y el recorrido del agua y el jabón por sus curvas, excitado y con el pene totalmente erecto. Terminó rápido se secó y se vistió. "¡Niño, levanta de la cama! ¡vamonos! llego tarde, ¿estas preparado?" salió del baño ya vestida. Yo esperaba inocentemente sentado en la cama, como si ella no me hubiera visto observándola. "Espero que te dejen subir conmigo a la sesión de fotos, aunque tengo un contrato de por medio y todo no me fio, y si son unos psicópatas? Además... me gusta que me mires".

Abrimos la puerta del hotel y salimos en dirección al estudio fotográfico donde posaría. Ella delante, contoneándose, yo detrás, pensando que iba a terminar su fugaz visita a Madrid con un simple calentón y sin sexo.


Fresquita y sabiendo que en todo momento mientras me duchaba él me estaba observando. Me vestí y salimos por la puerta hacia el estudio fotográfico donde me citaría para hacer las fotos. Una vez más en el coche le agradecí que me estuviera acompañando ya que Madrid es demasiado grande y seguramente me hubiera perdido a lo que él respondió que no había ningún problema y que me ayudaría en lo que fuese.
Le indiqué la dirección de la calle y el número donde era el estudio y ahí nos presentamos. Nerviosa le dije si alguna vez había estado en un estudio fotográfico o sesión de fotos a lo que él me respondió que no, así que lo invité a acompañarme y acepto casi de inmediato, cosa que me hizo bastante gracia.
Nos metimos en el estudio que por lo que parecía el fotógrafo tenía su estudio y también su casa en aquél lugar. Nos invitó a entrar y se nos presentó. Me echó una mirada de arriba a abajo y luego se giró a mi acompañante.
-"Ah tu serás el novio de Maya supongo, encantando. Soy Tomas". Le dijo mientras le estrechaba la mano, mientras que él corrigiendo le dijo que solamente eramos amigos y que me estaba acompañando. Yo asentí con la cabeza y sonreí.
Pasamos a una especie de salón cocina americana que ya que constaba de una mesa comedor, unos sofás y la barra de la cocina justo delante del frigorífico, fregadero etc. Allí nos sirvió algo de beber y me comentó como sería esa sesión de fotos.
-"Primero te probarás este conjunto, es un poco atrevido como tu" decía con una sonrisa malévola -"pero te sentará genial, y después pasaremos a la ropa interior, tengo montón de lencería. ¿Estás preparada?". Mi corazón latía con bastante fuerza. Era la primera vez que iba a modelar con ropitas sexys y encima delante de dos hombres. Me daba mucha verguenza pero había algo en esa situación que me excitaba bastante pero no sabía si lo iba a controlar.
Así que fui al baño que quedaba casi al lado de ese salón-cocina americana y me cambié. Primero me puso un traje corto de latex negro con corsé que me cogía las tetas y me las subía al cielo prácticamente y unos zapatos de taconazo de metacrilato.Lo estaba flipando, nunca pensé que me viera así vestida y mucho menos aún posando delante de las cámaras.
Ya tenían todo listo, los focos, el fondo blanco, el fotógrafo y mi amigo al lado con ojos deseosos por ver como esa ropa ajustadísima se desprendiera en algún momento. Me coloqué delante de la cámara y empece a posar como mejor lo pude hacer. Él me decía que hiciera gestos, poses, muecas y yo obedecía. Notaba las miradas lascivas de ambos hacia mí y eso me estaba poniendo muy cachonda así que poco a poco ya sintiéndome del todo cómoda dejé caer poco a poco prenda por prenda cada una de las ropas que cubrían mi piel.


Ambos sorprendidos por lo que hacía sonrieron y me animaron a que siguiera. La música de fondo que sonaba también ayudaba a que me soltara ya que me puse a bailar de manera muy sexy para ellos dos y lo mejor es que sabía que estaban disfrutando.
-"Me gustan las mujeres que arriesgan y se sienten cómodas delante de la cámara, sigue así, déjate llevar" me decía el fotógrafo. -"Sí, la verdad es que tienes actitudes.¿Probamos con el desnudo? Prometemos no excitarnos" me dijo casi soltándolo en una carcajada.
Mientras ellos dos se reían yo les seguía el juego así que bajé la ropa interior quedándome completamente desnuda para ellos. Podía observar como entre uno y otro se susurraban cosas y me preguntaban que diablos estarían diciendo pero no le dí importancia porque sabía que en ese estudio se estaba caldeando un poco el ambiente y la verdad que no sabía como iba a terminar pero ya me lo imaginaba.


-¿Seguro que no es tu novia? Me preguntaba el fotógrafo.
-No, no lo es respondía yo.
-Joder, pero... ¡te la habrás follado al menos!
-Pues no, ahora que lo dices... no.
-Bueno, te aseguro que de hoy no pasa
- ¿Tu te follas a tus modelos?
-Antes sí, pero hace unos años una de ellas me pescó, y no la soy infiel... del todo. Me gusta mirar como se masturban mis modelos mientras me masturbo yo. En algunas ocasiones, cuando he hablado de sexo con la modelo y sé que le excita practicar sexo oral, en vez de masturbarme 'me sacrifico' y dejo que me practiquen una felación mientras se masturban.
Maya empezó por ropa tipo 'busco a Jacks' y bajo la cremallera, se movía, bailaba. Al comienzo iba al baño entre foto y foto para cambiarse. Fue cogiendo confianza y empezó a cambiarse delante de nosotros. Sabía que nos ponía cachondos, y empezaba a disfrutar de ello. Llegamos al conjunto blanco: era del color de la pureza, pero no era virginal su cara... El sujetador iba atado al cuello, combinaba transparencias con encajes, y conjuntaba perfectamente con el tanga.
-Maya, ahora sientate, así, en la silla, del reves, anbre las piernas, separalas, quitaté el sujetador... (bajando el tono de voz) ¿está mojada, lo ves? está deseando polla... (volviendo a subir la voz) Maya, va siendo hora de que empecemos con los desnudos, quítate todo por favor.

Maya obedeció, se quitó el tanga y me lo tiró. Estaba empapado. Siguió posando un rato más, ahora tumbada, ahora sentada, ahora jugando con la silla, ahora con una katana, ahora con una venda...

-Es tu turno, me dijo aún en susurros. Te dije que te lo pondría en bandeja. Puedes negarte, si quieres. No te la folles ahora, cómeselo, mastúrbala, ya follaréis luego como conejos en el hotel. Ahora solo quiero que disfrute ella, es la modelo. Levantó la voz para que Maya le escuchara "Maya, ahora es tu turno, nosotros ya hemos disfrutado, ahora te toca a ti. Sientate en ese sillón, ponte la venda con la que hemos jugado hace un rato en los ojos. Y confía en mi.

Maya se sentó, se colocó la venda en los ojos. Me acerqué, la rocé el cuello como había imaginado mil veces en mis sueños. Se lo besé y ella no pudo contener un gemido. Quiso tocarme con sus manos para averiguar quién le tocaba, pero se las sujeté con las mías contra el respaldo del sofá. Como tantas veces había soñado recorrí su cuello con mis labios, acaricié sus brazos. Paré para contemplar su pecho. Era precioso... tenía los pezones duros. Soplé suavemente sobre uno de ellos y se estremeció. La habitación olía toda a Maya. El fotógrafo había bajado sus pantalones y se acariciaba sobre el boxer. Maya recibía la caricia de mis dedos esperando la caricia de mi lengua sobre los pezones. Comenzó a tocarse. Me separé para ver esa escena que tantas veces había visto en cam. Sus dedos hábiles y conocedores de su anatomía recorrían sus húmedos labios, jugueteaban con su clítoris y se introducían por la hendidura de sus labios en busca del punto G.

-¿Maya, te gusta que te lo coman?
-ummm, mmm,ah...
-Creo que eso es que sí...

Descendí por su vientre hasta el interior de sus muslos, besandola. Empecé a recorrer sus labios con mi lengua y a introducir uno de mis dedos por su rajita. Movia la lengua y el dedo, ella acariciaba su pecho con sus manos. Introduje un segundo dedo, ambos doblados ligeramente hacia arriba buscando dar con ese punto... mi lengua recorría sus labios de abajo a arriba y se paraban en su clítoris, que empezaba a estar demasiado sensible para recibir caricias. Maya separaba sus piernas y estremecía su cuerpo. Mi lengua pasó a atender su ano, lugar de multiples terminaciones nerviosas, mientras seguía masturbándola follándola con mis dedos. Los suyos se habían unido a los míos, masturbándose con suavidad el clítoris. Estaba cachonda, mucho. introduje mi dedo anular en su ano mientras introducía el corazón y el índice en su vagina. me separé para ver: mientras le follaba con mis dedos anal y vaginalmente ella se acariciaba las tetas y se masturbaba con la otra mano.

Empezó a chupar su dedo, húmedo de sus jugos, como si saboreara un pene. Miré al fotógrafo que aún no se había bajado el bóxer y le hice un gesto para que se acercara. Se puso de rodillas y dejó que Maya recorriera su glande con la punta de la lengua, a tientas, a ciegas, mientras yo seguía masturbándola. Maya, golosa, comenzó a comérsela, aunque paró pronto. Estaba muy cachonda e iba a correrse, siguió masturbándole lentamente, pero más centrada en su orgasmo que en el fotógrafo, hasta que se corrió gimiendo y gritando, con la respiración agitada aún comenzó de nuevo la felación al fotógrafo, que se corrió sobre las tetas de Maya...

Cansados nos sentamos en el sofá. Yo estaba cachondo perdido, pero había acordado con el fotógrafo no hacer nada allí. Maya fue al baño, se dió una ducha y se vistió de calle. El fotógrafo fue a por el dinero para pagar a Maya.

Cuando Maya salió del servicio recibió el pago del fotógrafo y bajamos al coche. Bajaba entre avergonzada, feliz y cachonda. Cuando llegamos al aparcamiento me dio un beso largo y profundo, poniéndome un tanga en la mano.
-El beso es un anticipo de lo que te espera, el tanga... bueno, ya sabes lo que significa, me llevas al hotel? me siento especialmente cachonda, incluso puta diría yo...
-Maya, siquieres puedo llamar a una amiga, frecuenta 1 local de intercambio, allí seguro que hoy lo puedes pasar en grande, ¿qué tal dos chicas para ti? Prometo solo mirar...
-De momento vamos al hotel, quiero ocuparme de ti, luego ya veremos qué hacemos con tu amiga.



Uffff después de esa experiencia tan excitante en el estudio de fotografía, de camino hacia el hotel me sentí mas cachonda y puta que nunca. Estaba sentada en el asiento del copiloto con un calentón de tres pares de narices y solo quería llegar al hotel para comerle la polla y que me follase como la zorra sucia que soy pero no obstante sabía que no me iba a quedar conforme así que deslicé mi mano por encima de su pantalón mientras él conducía y pude comprobar que tenía la polla durísima así que quise jugar un poco y empecé a desabrochar los botones de su pantalón y a desamarrar el cinturón.


Algo sorprendido me miró sonriendo y me pregunto que qué iba a hacerle. Yo no le conteste y me acerqué y comencé a chuparsela. Él frenó un poco y se hizo para atrás. -"Como sigas así voy a tener que parar aquí mismo, no creo que nos de tiempo ni de llegar" me decía mientras su polla se iba poniendo cada vez más dura dentro de mi boca. Pero finalmente opté parando para no provocar un accidente que quería follarmelo y quería hacerlo cuanto antes.


Nada más llegar al hotel y meternos en la habitación. Me lancé encima de él y empezamos a jugar con nuestras lenguas mientras que llevaba sus manos a mi culo y me lo agarraba fuertemente. Yo me iba quitando la ropa y él me recorría con sus manos por cada centímetro de mi cuerpo.


Una vez ya desnudos me subí encima de el y comencé a recorrer su pecho y su abdomen con mi lengua bajando hasta su polla donde comencé a chuparla. Pasé mi lengua por encima de su glande jugando con él y bajando y recorriéndola enterita con ella y subiendo hasta que me la metí entera en la boca y empecé a chuparla mientras veía como se iba excitando y posiblemente apunto de correrse así que paré en secó y le dí un jalón en los huevos haciendo que diera un brinco. -"¿pero qué coño haces?" me comentó sorprendido. Yo conteniéndome la risa no pude evitar decirle que era así de mala a veces por lo que me agarró con fuerza empujándome hacía delante dispuesto a metérmela a cuatro patas. -"pues si te vas a portal mal tendré que darte fuerte y castigarte como la zorra que eres, que eres una gran puta calienta pollas, siempre lo has sido y eso te gusta verdad?" No podía decirle que no. Es que era cierto. Soy una calienta pollas, una zorra que le gusta calentar pollas y encima que me lo repitiera mientras me iba a follar forzosamente me ponía más aún así que solamente pude contestarle a todo que sí mientras él agarrándome de los brazos y dejándome casi inmovilizada se disponía a clavarme su polla en mi coño empapado.


Ahrfmmm!! un gemido salió de mí cuando me la introdujo de aquella manera tan brutal pero estaba tan cachonda que no costó casi nada. Me soltó los brazos pero me agarro con una mano del hombro mientras que con otra acariciaba mis nalgas y las azotaba. Me las abría a la vez que me la iba metiendo y apretaba fuertemente. Esa sensación de dolor y placer me ponía demasiado por lo que le pedí más, quería mas dureza.


-"Puta"


Siguió un rato más follándome en esa posición hasta que cogiéndome de los hombros me levantó y me puso frente a él donde comenzamos de nuevo a morrearnos y jugar con nuestras lenguas.


-"Ahora te la voy a meter por el culo si?, siempre quise metertela por detrás si?"


-"sí pero me duele mucho al principio así que deja que me la vaya metiendo yo encima de ti poco a poco"


-"Si, si como quieras"


Poniéndome encima de él sentada, cogí su polla y la lubriqué bien con mi saliva y la llevé a mi culo y fui metiéndomela lentamente. Sentía como me abría mis estrechitas paredes y me rompía a la vez. La situación de verme "sufrir" haciendo eso le excito bastante por lo que me cogió de las caderas y empujó fuerte para arriba"


-"Ay ! pero que cojones haces?"


-"Cobrarte lo del jalón de huevos que me distes antes"


-"Serás cerdo"


-"Sabes que te gustó" me decía mientras me acariciaba el brazo con ternura. Y seguidamente volvió a empujar con fuerza haciéndome gritar del dolor.


-"venga, muevete nena" no dejaba de decirme mientras me daba unas nalgadas y me cogía con fuerza por las caderas.


Yo empecé a subir y a bajar primero lento y luego más y más rápido. El dolor pasó a convertirse en placer por momentos y ya mi culo completamente abierto no dejaba de ceder esa rica polla que tanto me llenaba y que tanto me gustaba.


Estuvimos un buen rato así hasta que volvimos a colocarnos yo a cuatro patas y el detrás follándome el culo muy rápida y fuertemente. Haciendo que incluso en una de estas embestidas perdiera el equilibrio.


No tardó en correrse dentro de mi culo mientras me iba frotando con sus dedos mi coñito. Al terminar se puso encima mía y empezó a recorrer mi cuerpo con su lengua y volvió a comerme el coñito una vez más hasta correrme y mojarle toda la cara.


-"Será mejor que me vaya corriendo a la ducha antes de que me salga esto del culo".


-"Jajaja te acompaño"



Y nos fuimos a ducharnos en aquella maravillosa ducha donde seguimos jugando y haciendo todo tipo de caricias.


No habia esponjas,ni falta que hacian. Lo que faltaban eran manos para acariciarnos bajo el agua. Besos y caricias tiernos para recuperarnos de un polvo salvaje.

- eh,para. Quieto, si me vuelves a besar asi creere que te estas enamorando de mi. Solo sexo, no lo compliques. Me dijo.

Salimos de la ducha y nos vestimos. Le pedi que no se pusiera el tanga. Bip,bip. Mensaje: de hoy no pasa,quiero catar esa polla. Era de una amiga. Hablando de sexo, de su vibrador, de que venia de que un tii se corriera en su culo... Me excite y no pude ocultarlo bajo mi pantalon. Yo queria follarme su culo, pero no me atrevi ni a tocarselo, a pesar de su "si me lo vas a tocar,hazlo de verdad".

Opte por llamarla en vez de mandar un sms. Ne dijo que iria a cierto local de intercambio,que si podia levar a una chica, que seria mejor.

Maya me miro con cara de viciosa: llevame contigo,mi avion sale a las 6 de la mañana,tengo que estar alli a las 5, voy de empalmada.

Cuando llegamos mi amiga iba cin un corse y un tanga. Le presente a Maya,y se dieron un beso como saludo. Largo, profundo,mientras las manos de mi amiga sobaban las tetas de Maya, mientas maya apartaba su tanga cin las manos.
- como os estais poniendo! Y yo aqui malito,mirando.
- tio,que mojado tiene tu amiga el coño, me dijo Maya mientras se chupaba el dedo.
-tu eres tonto,dijo mi amiga,quien te dice que mires solo?

Me acerque mientras ellas seguian comiendse a besos. No tardo mi amiga en levantar la falda a Maya y ver que no tenia tanga. Me acerque y mi amiga echo mano a mi paquete. Me desnudaron rapido entre las dos,solo para ver como de dura la tenia y seguir tocandose y deborandose. Maya
susurro algo al oido de mi amiga,que sesento para que Maya e comiera el coño. Mientras volvi a masturbar a Maya, por ultima vez ese fin de semana. Se corrieron ambas,y se dirigieron a mi: no creas que nos hemos olvidado de ti,no... Quiero follarme el culo con tu polla. Maya
me empujo y mi amiga se sento sobre mi. Maya se acomodo ara ver. Sesento, se masturbo viéndonos,como si fueramos una peli porno. Aunque a su vez se masturbaba exhibiendose ara mi. Mi amiga lubrico su ano y se sento sobre mi. Suave,lento,mas profundo...

Mientras Maya comia la polla a un colega de mi amiga y se masturbaba, mi amiga me follaba hasta hacerme correrme en su culo.

Con gran pesar nos vestimos, aunque ellas sin tanga,y fuimos al aeropuerto. Maya se despidio de nosotros con dos besos: 1 con migo y otro con mi amiga, y embarco. Nos mando a modo de despedida una foto de sus piernasseparadas, con sus dedos tocando su sexo depilado.

Maya, ¡¡ya va siendo hora de que vuelvas!! Ademas,tenemos que contarte como follamos ese dia en el aeropuero,en el baño,después de que te fueras

6 comentarios:

Te susurraré... 7 de diciembre de 2009, 8:41  

A esto le llamo aprovechar el tiempo!!
Me puedo apuntar a la próxima visita? Jeje.

Ella y el sexo 22 de diciembre de 2009, 1:42  

¡Madre mía, con todo detalle! Ya te he puesto en mis favoritos para seguir leyendo estas historias!
Hoy estreno mi blog, en el que contaré un poco de mi vida y del sexo en ella. Ya estás en mis favoritos, ¡a ver si me puedes ayudar a estrenar mi blog con buen pie :) ! Besos.

Nuria 27 de diciembre de 2009, 13:55  

Me ha gustado la historia. Me ha excitado mucho. Precisamente ayer acabé una historia en la que trataba el sexo anal en mi blog y hoy me encuentro con esto, cuando puedas le echas un vistazo.

Si me permites una crítica constructiva (no quiero que te lo tomes a mal), cuando cambias de personaje, podías camibar de tipo de letra, o de color, para hacer la lectura más fluida.

Saludos cachondos.

Maya Rincón 1 de febrero de 2010, 23:22  

mmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

Kaotic Chic 23 de marzo de 2010, 13:21  

Por favor!! Si no vais a hacer mas post por lo menos podriais avisar :(

Nuria 15 de abril de 2010, 20:28  

¿Qué ha pasado con el post de inocentes princesas Disney? Tengo un acceso directo desde mi blog (http://lamiradapicara.blogspot.com),y me aparece una actualización de hace 3 días.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
?

Esta web se publica bajo una licencia Creative Commons. Los textos son originales. Algunas imágenes han sido obtenidas de internet. En otros casos realizadas por mi. Se retirará cualquier material gráfico si es solicitado por el autor.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP