Nos conocimos en Internet

domingo, 31 de agosto de 2008

la conoci en internet

La conocí por Internet. Carita de no haber roto un plato, dulce, mirada de niña… salvo cuando ella quería. Sus ojos eran su mejor arma de seducción, sin duda. Y los labios… Jamás creí que llegara a conocerla en persona. Tampoco creí nunca que terminase haciendo cibersexo con ella cada vez que podíamos. A ella le gustaba provocarme, morderse los labios, chupar algo que tuviera a mano.

Quedamos por fin. Tardamos en decidirnos, pero quedamos. Ni su ciudad ni la mía, si no una intermedia, donde solo eramos perfectos desconocidos, y nuestra libertad se multiplicaba por mil. Dijo a su marido que iba a solucionar unas cosas al pueblo. Yo dije a mi esposa que tenía un viaje de negocios. Buscamos durante una semana la ciudad adecuada, y en Google maps el rincón adecuado para llegar.

Aquella mañana metí en el gps las coordenadas que marcaba Googlemaps. Conduje durante 3 interminables horas. Paré y aparqué. Era un sitio tranquilo, con poca gente a esas horas, una zona de oficinas. Baje del coche, me apoyé en la pared. Tenía las piernas entumecidas de tanto tiempo conduciendo, y aproveché su tardanza para estirarme. Recordé lo que nos enseñaban en educación física. Me giré, puse las manos en la pared, flexioné la pierna delantera y estiré la trasera…

Entonces sentí algo frio en el cuello. Metal frio, cortante. Su voz sonó a tiempo para calmarme. ‘Date la vuelta’, me dijo. Tenía una navaja en sus manos… fría, larga, brillante, bien afilada. Creí que me había arriesgado demasiado con aquella cita a ciegas, creí que se me iba todo de las manos… ‘¡estas loca! que haces con eso?’. ‘Atracarte’, contesto, ‘llevarme de ti exactamente lo que quiero’. Apoyó el frio metal en mi cuello, no sobre el filo, si no de plano. ‘¿te gusta? no decías que te gustaba jugar con el frío, con hielo? el acero no te va? es frío…, no te muevas…’ Se acercó y me besó. Me besó con deseo, con lujuria. Cuando acabó, se separó de mi, manteniendo la navaja en mi cuello. ‘Bájate los pantalones, con cuidadito, sin hacer movimientos extraños, baja también el boxer…’. Obedecí. Ella sonrió pícara. ‘Acojonado eh? mira que no tolerar una broma mia, que me conoces bien, sabes que soy mala y juguetona…’. Me besó, esta vez más dulcemente. Bajo con sus manos hasta su objeto de deseo, y siguió bajando con sus labios hasta llegar a él y tomarlo con su boca…

Read more...

La hija de la vecina

jueves, 28 de agosto de 2008

De vuelta de vacaciones... ¡qué mal sienta! No obstante habrá que animarse, a ver si con esto...

Creo que, de todos, seguramente el menos delicado


Me encontré con la madre de la vecina de enfrente en el portal, quería que diese clases particulares a la niña para que aprobase. Yo ya me he retirado de ese negocio, trabajo sin más diseñando cachibaches. Pero una frase me motivó a volver 'Mi hija daría lo que fuera por quitarse esa asignatura de enmedio y terminar de una vez sus estudios'.

Llevaban poco tiempo viviendo en el bloque. Su hija tenía unos 20 y pocos, ojos azules, morena, labios carnosos... Me gustaba mirarla desde mi ventana. A veces se masturbaba o se acostaba con algún chico, y yo la veía desde mi habitación, masturbándome mientras o después, recordando los rincones de su cuerpo.

Acepté, quería conocerla y ver si realmente estaba dispuesta a todo por aprobar. Quedé en ir a su casa a las 17h.

Abrió la puerta con una falda por la rodilla y un gran escote. Cosas de la primavera, que la sangre altera (o eso dicen) mis ojos fueron directos a su gran escote y su enoooorme pecho.

-Hola! con que tu eres mi vecinita no?
-Hola! con que tu eres el que se masturba viéndome por la ventana no?

No sabía dónde meterme. Me puse rojo, verde, azul... de todos los colores...

-No, si me gusta, si lo hago ahí porque se que me miras... Y llevaba tiempo pensando en cómo quedar contigo, un sitio discreto, sin que nos vea mi pareja... y ¿qué mejor que mi casa? Mi madre ha dicho que cuando vengas a darme clases ella se va a ir y nos va a dejar solos para no distraernos... y aunque me temo que en cuestiones de sexo tendré que darte las clases yo, será divertido. Ahora viene mi madre y tendrás que disimular... ese bulto entre tus piernas, así que ven a la habitación y sentémonos, que te tape la mesa... no había terminado de decir eso y escuché ruido en la puerta. Nos sentamos en la mesa, con el libro de matemáticas abierto y garabateé un par de gráficas (la del seno y el coseno... ¡en qué estaría yo pensando! :-p).

El sonido de los tacones de la madre se sentía más cerca, llamó a la puerta ¿Puedo entrar? Hola, ya veo que os conocéis, y que habéis empezado ya, ¿necesitáis algo más? Yo voy al comedor, podéis seguir mientras explicando, ¿ok?

Salió de la habitación, ella me miraba pícara. Bueno, mi madre está en casa, habrá que ser silenciosos, nada de hacer crujir el sofá ni la cama, ni de mis gemidos escandalosos...

Cogí el bolígrafo, dispuesto a seguir con aquella lección de trigonometría, cuando ella me interrumpió
-No... déjalo, si soy buena estudiante, si ya he aprobado esa asignatura... si contigo solo quiero follar... y ya que hoy no puede ser, no te vas a ir sin que yo me entere de cómo es tu herramienta.

Acto seguido dirigió su mano a mi pierna, la acarició, subió con descaro hasta mis genitales.
-Parece que no eres indiferente amis palabras no...

Bajó la cremallera del pantalón e introdujo su mano. Cogió mi pene y comenzó a masturbarme.
-Pero... para, por favor, no me hagas esto...
-Que no te haga qué? Esto... (mientras acariciaba mis testículos) o esto otro tal vez? (mientras me masajeaba, arriba, abajo, arriba...) o tal vez esto otro? (para a continuacion chupar sus dedos y acariciarme la punta...)
-Déjame que te toque...
-No, podría entrar mi madre. Además, es divertido ver como no puedes hacer nada. Ahí, con el bolígrafo en la mano, intentando controlar la respiración... hoy me estoy divirtiendo yo, el próximo día me dejo hacer... pero hoy, hoy juego yo

Siguió masturbándome hasta hacerme llegar al orgasmo

-----------------------------------

Llamé a la puerta.
-Hola, ¿qué tal? ¿Está tu madre?
-No, salió, pasa. El otro día fue excepcional, ya te dije que estaría fuera durante las clases. La he pedido permiso para usar la mesa del estudio de mi padre, que es más grande y tiene una buena lámpara de estudio... y que es más resistente, aunque eso último no se lo he dicho, claro, jajaja
-Tú, tú....
-¿Yo qué? Se que tienes poca experiencia, pero me gustas y vamos a follar todo lo que podamos. Y además te dije que hoy me dejaría hacer todo lo que quisieras. Has pensado qué quieres? Venga... algo querrás... y no llevo nada debajo... mira...

No le di tiempo a terminar de subir la falda. Llevaba tiempo queriendo hacer aquello, la empujé y la puse contra la mesa de su padre. Subí la falda. Era cierto, no llevaba nada... Estaba excitado, mucho, era más animal que otra cosa. He de reconocer que aquella vez fueron pocas las delicadezas, poco el preambulo, aunque me temo que era lo que ella esperaba, jugar conmigo 1 poco y darme clases, aquella era de sexo animal, otros dias fue de sexo dulce, otras más calmados, otras casi de exhibicionismo... Mi mano fue directa a su sexo, estaba empapada. Realmente mojada, mucho...
La hija de mi vecina
Ella llevaba callada demasiado tiempo, o eso me parecía a mi, tan solo al sentir mis dedos tocándola atino a decir 'mariconadas las justas... estoy realmente caliente, fóllame de una vez'

Read more...

Sueño Erótico:Simón dice

domingo, 17 de agosto de 2008

Ojazos... no se si leeras esto antes de irte... pero si, sin duda que sepas que te lo dediqué a tí



Me llamaste. Me dijiste que me ibas a dar mi regalo de cumpleaños. ¡¡Por fin!! Me dijiste que mi regalo era jugar a Simón dice. Y que llevaría una pequeña sorpresa.

Quedamos en tu apartamento. Me recibiste con tu vestido vaquero, cremallera al frente, de arriba a abajo, ceñido, cortito, pero no mucho, ligeramente por encima de la rodilla.

-Simón dice que pases. Simón dice que tienes el resto de tu regalo en la cama.

Entré. Conocía tu piso de otras veces, otras fiestas, y otros momentos apasionados. Pasé a tu habitación. A media luz, algunas velas, una butaca cómoda, y en la camam estaba ella con los ojos vendados, atada de pies y manos, totalmente desnuda. Habías subido la calefacción para que no hiciera frio. Me sorprendió... te susurré al oido para que no me oyese "Pero... es mi amiga! con ella no puedo! cuántas veces lo he intentado y me ha rechazado por ser amigos! no, no debo..."


-Simón dice que dejes de susurrar. Simón dice que no vuelvas a hablar, y que obedezcas. Desnúdate.

Me desnudé, viniste hacia mi. Me besaste y recorriste mi cuerpo con tus manos. Me excitabas por momentos...

-Bésala. Así, en los labios... sin pasarte, un pico, la carita, la nariz, el cuello, hombros, sigue así, sigue bajando por el brazo, la muñeca...

Miré hacia a tí. Te habías desabrochado el vestido. Veía perfectamente tus enormes pechos, y la humedad se dejaba ver en tu ropa interior.

-Usa la lengua. Baja a su pecho... ¡¡y mueve esas manos!! acariciala mientras... así... bien, sigue bajando... ¿está calentita? Venga, acaricia con la lengua sus labios... sigue,sigue asi, come... introduce un dedo y no dejes de acariciar con la lengua, y usa la otra mano,que para algo la tienes...

-Para, ven aquí. Yo también quiero probarla. Bésame... mmmm estás muy excitado! sí,quiero probar esa dureza.

No me dejabas seguir con mi trabajo. Ella tenía que esperar, pero tú querías probarme. Introdujiste mi pene en tu boca. Siempre se te había dado bien... Quería que parases, pero tu no tenías esa intención. Comenzaste a masturbarte mientras me volvías loco con tu lengua y la humedad de tu boca... hasta llegar al orgasmo.

Vuelve a ella, ahora que se le ha pasado 1 poco el calenton. Sigue, vuelve al pecho y vuelve a bajar poco a poco. TIene que darte tiempo a recuperarte...

Seguí acariciandola. Seguí besándola todo el cuerpo hasta volver de nuevo a saborear su humedad.

-Pasa la lengua un poco haciéndo círculos cerca... si... asi... lubrica bien esa zona.

Ella jadeaba, gritaba, sudaba...

-sigue comiendo. Mete un dedo en cada agujero, pero no dejes de comer...

Ella se retorcía, gemía, sus piernas apretaban mi cabeza, se movía sin controlar conscientemente los movimientos, explotaba internamente en un sinfín de sensaciones y placer.

-Ahora sí, ¿te has recuperado? Deja que te pruebe.

Me senté sobre ella. La erección era notable, y jugué un poco con ella. Buscaba sin ver con la boca lo que para ella en ese momento era un delicioso bocado, delicado... Sacó su lengua, rozó la punta, comió, besó, chupó...

-Simón dice que pares. Ponte un condón...

Me puse el condón. la desataste y la volviste a atar, boca abajo esta vez. Querias que la penetrase vaginalmente, pero desde atrás, ella tumbada y yo encima. Ella volvió a temblar, yo volví a llegar al orgasmo...
-Bien pequeño, espero que te haya gustado tu regalo de tu cumpleaños. Ahora mi pequeña recompensa...

Habías estado acariciandote lentamente, suavemente, pero con la intención de no llegar, de reservarte hasta el final, te levantaste, quitaste tu empapada braguita y te tumbaste en la cama, y abriste tus piernas invitándome a que te agredeciera mi regalo... 'verbalmente'

Read more...

Pin ups

pin-up
No se qué tienen las Pin-up que siempre me han encantado. No se si es ese insinuar todo sin enseñar absolutamente nada, o que en determinadas épocas de la aviación iban pintadas en el morro de los aviones, siendo la parte sexy y divertida de los aviones de guerra...

Photobucket
¿Alguna se anima a posar así? (qué morro le hecho).

En breve vacaciones, así que... estos días he puesto muchas actualizaciones, más la de hoy y mañana, pero vais a tener mucho tiempo para ir leyendo :D

Y para ir viendo... algunas imágenes de pin-ups modernas, el autor es Glen Angus (D.E.P.).


Photobucket

Read more...

Todos te lo piden, yo quiero dartelo

sábado, 16 de agosto de 2008

Hablábamos una tarde y te contaba qué tal el puente. Había estado con ella y te describía lo que habíamos hecho. Tambien te conté nuestra increible sesión de sexo. Se ve que aquello te calentó... de repente desapareciste. No contestabas, pero yo seguía escribiendo.

Habías cogido a tu novio y estabas dándole una estupenda ración de sexo oral... Me lo dijiste, que siguiera escribiendo, que tu estabas a lo tuyo con él. Me calentó saber lo que hacías aunque no te veía.


Acabaste, seguimos hablando. Todos te habian pedido verte, fotos, cam... yo quería darte. Me apetecía darte algo, sin pedir nada a cambio. No sabía qué, y recordé el día que le vi a ella en cam. Solo su cara. Era más excitante ver la cara, sus gestos que ver directamente cual peli porno como se masturbaba. ¿quieres verme? solo voy a enfocar a mi cara...



Qué guapo estás ahora. Me gusta cómo se ve tu cara después del orgasmo. Estás guapo.

Read more...

Mi alumna

viernes, 15 de agosto de 2008

Photobucket



Nunca habéis tenido ese profesor, esa profesora... que os volvia locos? esa sustituta joven que al darse la vuelta para escribir en la pizarra... llamaba vuestra atención con su pantalon ceñido? o ese profesor que al acercarse a vosotras por la espalda, al sentirle, al oirle... os hacía humedecer?

Yo no tuve nunca profesoras así. Pero he tenido muchas alumnas, de distintas edades. Y si lo he pasado 'mal' con alguna. Unas veces eran solo accidentes. Otras... lo provocaban ellas. Así una vez la madre de una me dijo que pasase a la habitación de ella para darle clase particular 1 verano y ella aún estaba en bikini tanga... vistiendose. Ella roja, yo... buffffffff

Otras veces lo hacen en clase. LLegas a la mesa de clase, te sientas... y cuando ven que estas sentado, abren sus piernas!! o se sientan delante del todo, pegadas a la mesa del profesor, y chupan el bolígrafo como si chupasen... Supongo que es lo que tiene ser profesor joven de 'niñas' preuniversitarias.

Ella estuvo un año entero jugando. Entraba la 1ª y se sentaba enfrente mio, y se iba laúltima.

Primero crei que era accidental, luego vi que cada movimiento era estudiado. Se le caía el boligrafo y lo recogia de tal modo que el pantalon quedara a la mitad de su culo... dejando al aire un diminuto tanga de hilo. O bien en verano se ponía falda corta y se sentaba ... con las piernas abiertas, dejándome ver bien claro que tenía calor y tenía que aligerar ropa. En una tutoría llegó a pedirme que le subiera la nota... y ella a cambio se subiria la falda, para subirme a mi otra cosa y dejarme comprobar su humedad después.

Fui excrupulosamente profesional, me hice el sueco, nunca acepté nada, pasé. Pasados los años me la encontré. Me saludo con su 'hola profe'. Era una universitaria aun más sexy. Vestía un vestido vaquero, con una cremallera delante, de arriba a abajo, y no muy abajo, pues era un microvestido, mas que mini. Era verano, hacia mucho que no la veía. Me dijo que la invitara a un café, y eso hice. hablamos y hablamos, y me contaba como de pequeña había intentando llevarme al catre. Me contó que no, que aqul curso con17 años no era virgen. que llevaba follando desde los 15 con un amigo de su primo, y que se le habia antojado hacerlo con el profesor. Nos reimos... ahora ya sin el miedo de entonces, del que podria pasar si alguien hubiera pensado... entre risas y recuerdos, me fui fijando más en ella. No había cambiado... su cos tumbre de no llevar sujetador en verano. Seguiría con la costumbre de ir sin bragas o tanga en verano?

Se levantó para ir al baño. Se dió cuenta de que la miraba, y se contoneó mas al andar. Se le marcaba 1 hilillo... A la vuelta me acompañó a clase. Estaba cerca su casa del instituto. subió al coche, y mucho más . Una vez dentro del coche, con mucho descaro, abrió el bolso y sacó el tanga, me lo enseñó... «esto es lo que querías saber si lo tenia puesto o no? pues sí... hasta que te vi»

El vestido era corto. Al sentarse se le subia mucho... Puse rumbo al instituto, y ella seguia con su juego. Esta vez ya no era alumna,yo estaba soltro, tenía más de 18... qué dialos, a por todas!!

«Esta vez vas a ver la apuesta verdad profe?, venga, vamos a clase...»

Fuimos a clase. Se sentó en su pupitre, abrió las piernas... no llevaba nada. Me acerqué, la besé el cuello y me dijo un 'no deberias... tengo novio...' Ignoré las palabras y segui besándola el cuello. Ella respondió con una mezcla de jadeo y de 'tengo novgfioooooooo' a la vez que echaba mano a mi paquete. me desabrochó el pantalon... Ella estaba muy muy húmeda. Introduje dos dedos... Nos masturbábamos mutuamente. Me preguntó que si tenía condones... (no, no tenía, qué degenerado va a dar clase a un instituto con condones?) Ella tuvo 1 orgasmo muy rápido, se convulsionó entera. Siguió masturbandome hasta que manché sus manos, vestido...

«Adios profe, hay uqe repetirlo,pero vente preparado»

Read more...

Cocinando juntos

-Ya es hora de levantarse.
-No, no quiero, quiero quedarme en la cama...

Llevabamos toda la noche dsnudos, abrazados, como con miedo de que el otro huyese y no volviera. No nos habíamos soltado ni un solo momento. Me abrazabas fuerte...

-¿Qué quieres desayunar?
-A tí
-Tonto, hace unas horas que fue tu primera vez, no has comido un coño en tu vida. Hablo en serio, vamos a desayunar.
-Yo también hablo en serio, alguna vez tiene que ser la primera...
-Voy a la cocina.
-Ok, pero no te vistas... total,para lo que nos va a durar la ropa puesta...
-Son las 15h, vamos a comer directamente. Una ensalada de 1º y... tienes algo en el frigo para hacerlo a la plancha? sí, tienes cinta de lomo...

Me levanto a ayudarte a hacer la comida. Voy a la cocina y estás solo con una camiseta blanca de algodón de las que uso para montar en bici que me has quitado. Mientras lavas la lechuga pongo la mesa, voy a por los cubiertos... te has salpicado con agua la camiseta, se te transparenta, el frío hace reaccionar a tu pezón. Me acerco por detrás y me ofrezco para quitártela, y traerte otra. Al contacto de mi mano con tu piel se te pone 'de gallina'. Me arrimo bien a tí, abrazándote por la cintura para morderte el cuello, y que notes mi erección en tus nalgas desnudas.

-Dejame! estoy cocinando, y además tengo la camiseta húmeda!
-ok, pero dejame ver si es lo único que está humedo...
-Estate quieeee... (no terminas la frase, se te escapa un suspiro y me llamas travieso).


En la Cocina

Realmente mis manos se mostraban torpes al acariciarte. Así que para posturas acrobáticas ni te cuento... te giraste y fuiste a la parte de la encimera que estaba despejada. Hacías con que buscabas algo en los armarios de arriba, pero solo me invitabas a que siguiera jugando. Me acerqué, te quité la camiseta y te empuje algo torpemente. Me acercaba e intentaba penetrarte... y tú te reias porque no lo conseguia. Me dabas un tiempo para conseguirlo, y como no lo conseguía te trasladabas a otra parte de la cocina. Y empezabas otra vez a jugar. Al final te sujeté contra la pared, me costó pero se deslizó suavemente. Estaba caliente, muy humedo. Me gustaba la sensación...
-¿Conque ésto es lo que quieres? Te vas a enterar...
Y me empujaste y me sentaste en el sofá, y te sentaste encima mío...

Fue solo el comienzo. No he vuelto a empezar a cocinar una ensalada y unos filetes de cinta de lomo a las 15h y finalmente comermelos para cenar... Pero es lo que tiene ir comiendo y picando mientras haces la comida, que te entretienes y se te pasa el hambre. Aquella tarde pasamos por el sofá, el suelo, una mesa, mi cama, la ducha... a la una de la mañana, después de cenar, nos fuimos a dormir... castigados sin postre, por agotamiento.

Read more...

La primera con una cam de por medio

miércoles, 13 de agosto de 2008

Como muchos de mi generación tengo a muchos amigos/as en el messenger, y como otros pocos de mi generación algunos de ellos he tardado años en conocerles cara a cara. Algunos aun solo les conozco por el messenger.

Hacia años que hablabamos, compartiamos sueños, amores y desamores, e incluso a veces hablábamos de sexo. Ese año estábamos 1 poco revolucionados. Aun no lo habíamos hecho con nadie... y estábamos nerviosos, y hasta impacientes. Ella solía ver una porno todas las noches y se masturbaba con un pequeño dildo, o consolador o... vaya, no sé como se llaman los que no vibran, que solo es algo fusiforme que entra y sale por acción manual...

Aquella noche se 'olvidó' de apagar la cam. Reconozco que, como a casi todos, algo de morbo me da ver... No me habia planteado el cibersexo nunca. Y aquella noche me vi introducido de golpe en él. Estaba enfocada a su cara. Se veia su pecho, o mejor dicho, ella con el pijama y desabrochado a la altur del pecho. Su mano estaba dentro, y la otra se intuia en la entrepierna por la posición del brazo. "No puede ser, pensé, ella no haría esto... o al menos no conmigo". Miré a su cara. Las expresiones... la respiración entrecortada y agitada... sí... te mordías los labios, se agitaba... y yo me excitaba. Queria cerrar la ventana del messenger, queria verla, queria participar con mis dedos... y no pude resistir la tentación. Me estaba excitando mucho, y estaba solo en casa. Cerre la puerta para más intimidad, baje la persiana, seguia mirándola. Me excitaba tanto verla. No se por qué deseaba que me viese (exhibicionismo?) quería que me mirase, que me viese. Que viera como me estaba desabrochando el pantalón y metiendo mi mano en él. Que viese como me acariciaba, como mi mano acariciaba las ingles, los testículos... y por fin empezaba a masturbarme...

Read more...

Veintitantos y no había follado nunca. Parecia que el mundo lo movía el sexo. Una amiga ninfómana me decía que el sexo era el poder. Varias veces estuvo tentada de 'estrenarme' pero siempre decia al final un 'no, para mi los hombres con los que me acuesto son solo juguetes, les exprimo y cuando no les queda dinero o no me aguantan en la cama busco a otros'. Yo leía y leía, aprendía, veía videos. Los días de extrema calentura llegaba a masturbarme hasta 8 veces. mmm Bueno, a decir verdad eso sigue pasando. En los días de gran calentura aun me puedo masturbar hasta 8 veces... o si hay una mujer cerca hacerlo con ella 4 o 5 o 6 veces ese día... (si, es de esos días que después de correrme la 1ª vez la erección se mantiene... y tan solo después de correrme una segunda vez baja la erección... aunque en un rato puedo tener otra y seguir teniendo ganas).

Entonces te conocí a ti. Eras la amiga de una amiga. Los dos estábamos de vacaciones. Esperabamos a nuestra amiga en común, te recogí yo de la estación de buses porque ella no podía. Hablábamos, jugábamos. Una preciosidad morena, ojos expresivos, pelo negro y brillante, sobrada de kilos pero con curvas de vértigo, cinturita estrechita, cadera ancha... y una falda hasta los piés que, al darle la luz en según que forma, se transparentaban las formas de tus piernas, hasta arriba... donde las piernas dejan de ser piernas, y tal y como se pegaba la falda a ti... buf! tanga de hilo, por lo menos... si es que llevabas algo.

Me atraias. NO te conocia, pero habia algo, o tu perfume, o tu olor, tus feromonas naturales... no lo se. Me atraias, me ponias a mil. Hablabamos, tonteabamos, y yo solo te podía imaginar tumbada bocaariba, con el tanga a la altura de las rodillas, y yo acariciando tu piel, tu sexo. No sabia que era comer 1 coño, pero me apetecía probar... olías tan bien, me ponías...





Reíamos, tonteabamos. Tú decias que no querias nada con nadie, que te iba bien follando con 1 tio distinto cada finde. Subimos a mi casa, aprovechando que mis padres no estaban. Te sentaste en mi cama. jugabas con tu pelo, y cogiste algo que sabías que no tenías que coger, jugabs a escondermelo para hacer que me acercase a ti, hasta que me tuviste a distancia de beso. Si no llegas a besarme tu aun estoy ahí como 1 idiota esperando a que me besaras.

Me susurraste al oido 'estoy caliente, quiero polla y la única cercana es la tuya'. Me asustaste, y te diste cuenta. Me preguntaste por mi experiencia, te dije que era virgen. Cambiaste tu actitud, te relajaste, te suavizaste. Me desnudaste, me dejaste que te desnudara, y te tumbaste en la cama. Me dijiste que te tocara, que acariciara como y donde desease. Y yo con miedo, y con la inseguridad de no haber rozado orografía femenina nunca, empecé a rozarte, a tocarte. Te gustaba el tacto de mis dedos sin experiencia, esa forma de tocar con miedo. Descubri sin querer una zona sensible tuya que ni tú conocías... pese a todos los chicos con los que te habías acostado. Me tumbaste boca arriba, me pusiste un condón que llevabas en el bolso por si pillabas y te sentaste encima mio. Pero yo estaba tan acostumbrado a mi mano que... aunque me gustaba todo lo que sentía, no llegaba, no me corría. Alcanzaste tu segundo orgasmo y yo no me había corrido... casi no me atrevia a hablar, solo balbucee un... ¿puede que este tan acostumbrado a la mano... que esto... eh... por eso no funciono? Te levantaste, y me acariciaste. Me masturbaste... hasta que empapé las sábanas, y tu ropa que estaba en el suelo. Menos mal que mis padres estaban en la playa ese fin de semana... te di una camiseta mia mientras rebuscamos en tu equipaje. Te vestiste y fuimos a buscar a nuestra amiga a la salida del trabajo... y me advertiste "Solo ha sido un polvo, no te enamores, si quieres follar otra vez follaremos, pero nada de amor"

Read more...

Primera entrada

Es solo eso, el lado oscuro, el lado que escondemos. Todos y todas tenemos apetito sexual, pero esta mal visto reconocerlo. Si eres mujer y lo satisfaces esta peor visto. Ese es el lado oculto, nunca nadie ha practicado sexo oral, ningun chico se ha masturbado pensando en su compañera de trabajo, la del escote grande, y ninguna chica a baboseado (y no hablo de los labios de la cara...) por un profesor o el novio de una amiga.yo?solo soy una persona normal. si te encuentras por la calle conmigo seré un oficinista, o un barrendero, o un albañil... alguien 'normal', que hace cosas 'normales'. Tan normales como practicar el sexo...

Read more...
Se ha producido un error en este gadget.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP