Visita de Maya

sábado, 5 de diciembre de 2009

Maya y CasiNadieLoSabe


Ahora podemos contarlo. Durante este tiempo las circunstancias nos hicieron callar, pero ahora, por fin, podemos contarlo. Maya me llamo y me dijo que estaría de visita en mi ciudad. Muchas horas de blog, yo de recorrer sus curvas con ojos lividinosos y leerla en foros, ella de leer mis relatos sola o acompañada, no con menos lujuria.

Ella había despertado interés en mi. Cuerpazo de escándalo, inteligente, friki y exhibicionista. Estaba en mi ciudad y me había mandado un email para contármelo. Me ofrecí de taxista, claro está.

Al llegar a su ciudad le llamé para que me guiase ya que no conocía nada y pasaba de que los putos taxistas me sacasen una tajada por ir a mi hotel que ni sabía exactamente donde quedaba así que le pedí el favor de que me llevara y así de paso nos conoceríamos y podríamos salir y enseñarme aquel maravilloso lugar.

Y dirán que qué cojones pintaba yo en aquella ciudad y era simplemente porque fui a hacer de modelo fotográfica para un buen amigo así que como me hablaba mucho por email con este agradable caballero una cosa llevó a la otra y me vi metida en su coche, media cortada pero agradable de tener una compañía tan caballerosa.

Así que fuimos rumbo al Hotel. Amablemente le pedí que si quería subir ya que tenía que dejar las maletas y cambiarme ya que la sesión de fotos era ese mismo día y puesto que no tenía nada que hacer y se ofreció hacerme compañía, acepte y agradecida le conduje a mi habitación.


Leer más

Read more...

Hoy he descubierto tu secreto.

martes, 17 de noviembre de 2009

Ya te lo dije. Todos tenemos un lado oculto. Tú también.

Yo hoy he sido algo traviesillo. Una amiga de una amiga mia me dijo que de monja tenias poco, que no solo no eras fiel al novio y que te habias acostado con medio barrio, si no que ademas creía que eras exhibicionista. Y me pidio que lo comprobara.


Ahora no se hasta que punto era una peticion inocente o una forma indirecta de 'meterme en el ajo'. He creado una cuenta de msn, Te agregado, te he dicho que me gustaban tus fotos de la red social, que la minifalda te que daba genial, que estaria bien ver lo que ocultaba bajo ella...

Te he mandado una petición para que encendieras la cam y la has aceptado. Y has tardado poco en entrar en el juego, como si estuvieras acostumbrada. Pasando de la sorprendida a una juguetona. Ahora se te cae el tirante del camison, ahora te lo subes, ahora descuidas la postura... te has ido a la ducha,y has vuelto con el uniforme femenino estandar de ducha: toalla en la cabeza y toalla al cuerpo. Te has sentado y quitado la toalla. Has escrito en el msnger que iba a ver que habia debajo de la mini, y has subido la toalla justo a la altura de no dejarme ver nada. Te has dado la vuelta y te has quitado la toalla. Estabas desnuda, claro. 'Bueno, ya has visto qué llevaba debajo de esa falda, nada'.

Me has puesto como una moto. He recordado todos esos momentos de tus ex y el cafe de por medio con el que me contabas cómo te habían puesto los cuernos. He recordado cómo decías que con un amigo nunca jamás sexo, y que tú siempre serías fiel.

'Seguro que ya te estás tocando, todos los chicos sois iguales, unos cerdos, pero a mi me encanta veros, si se os levanta viendo mi culo es que estoy buena, enciende la cam'.




Te has sentado, has mandado una invitacion para ver mi cam, y yo estaba como 1 moto... asi que he dejado que vieras cómo me tocaba. Te has corrido con 1 juguete y un dedo en el culo.


Dos horas después me ha llegado 1 correo de nuestra amiga común pidiéndome detalles, queria saber si ya te había agregado y qué había pasado...

Read more...

¿Que qué pienso cuando veo tus fotos?

lunes, 9 de noviembre de 2009

Ttus fotos. Las veo, las miro, aprendo un poco esas curvas, y cuando cierro el pc y me voy a la cama cierro los ojos y fantaseo con ellas. Te desnudo con la mirada y a ti te gusta porque sabes que eso es que me atraes. Te mueves sabiendo que mis miradas lascivas son como miles de lenguas recorriendo cada milímetro cuadrado de la superficie de tu piel. Me levanto y consigo controlarte contra la pared. Te beso, te intentas escapar, pero estas sujeta. Mi mano baja a tu culo, recorre la nalga de atras hacia adelante solo para comprobar a tu sexo que estas mojada.




Me empujas para retomar un poco el control, pero ya estoy muy cachondo. Te empujo a la cama. Me siento a horcajadas sobre ti y acaricio tu cuello con la punta de mis dedos. Suave. Cuello, cara, orejas... bajo a los brazos intentando recordar todos aquellos puntos débiles, en realidad puntos sensibles, que memorizara siendo un crio leyendo 1 libro de artes marciales.



Paso a los labios, cubriendo de besos todo el cuerpo.el cuello, los hombros, siempre en direccion descendente. Me entretengo rodeando los pechos, paso la lengua justo por debajo de ellos, por el lateral, tardo en llegar al pezon. Sigo hacia abajo hasta llegar a tu ombligo. desde allí paso deliberadamente a los pies... retrasando el momento que estabas esperando. Empeine, espinilla muslos, parte interior de los muslos, coño... que empiezo a comer mientras introduzco un dedo para masturbarte. Te arqueas, separas mas las piernas. Bajo mi lengua hacia tu ano mientras te masturbo. Hago círculos con ella. Introduzco el dedo, empapado de ti, por el ano mientras que otro dedo reemplaza al primero en tu vagina. Gimes, te corres.



Pides a gritos que quieres mas. Acerco el pene a tu boca, intentas chupar. no te dejo. lo pongo entre gus senos... sigo jugando hasta tener a puntito de metertela. Pero no lo hago. Recorro tus labios vaginales con el glande, y mueves la cadera intentando que entre de una vez, hasta que finalmente te penetro. Mueves la cadera para follarte tu sola. Tanto que me corro sin darme tiempo a hacerte llegar otra vez. Me miras y me reprendes... 'me debes un orgasmo, asi que recuperate pronto o sigue con la lengua o este juguete mío'.

Read more...

Soñando contigo...

jueves, 23 de abril de 2009


Eres especial, mucho, y estas lejos... así que muchas noches te cuelas en mis sueños, unas de una forma mas romántica que otras. En ocasiones son sueños eroticos, en otras no. Pero rara es la noche que no mojo las sábanas.


Anoche aparecías para felicitarme mi cumpleaños. Vestías una blusa blanca, con un graaan pañuelo de seda rojo, y falda del mismo color.


Habíamos ido a un hotel, lejos de tu casa y la mia, de los teléfonos, ordenadores y otros ruidos. Me sentaste en la cama. Tu te alejaste bailando. Contoneabas tu cuerpo haciendo que cada curva tomara vida propia. Acariciabas tu cuerpo con tus manos, como si fueran las mías, mientras cerrabas los ojos imaginando el placer del que ibas a disfrutar en breve. Poco a poco iban cayendo los botodes de la blusa, uno tras otro, al ritmo que se movían tus curvas por la habitación. Al llegar al último tus manos pasaron a tu falda, que se había ido remangando poco a poco sobre tus piernas y ya dejaban ver el minusculo tanga rojo, de hilo, que llevabas debajo. Bajaste la cremallera de la falda y ésta se deslizó obediente por tus piernas hasta el suelo, seguida de la blusa. Solo tú y el pañuelo quedábas bailando en la habitación, sensualmente, provocando. Finalmente también fue a parar a algún lugar de la habitación el diminuto y ya empapado tanga. Te acercaste, me cogiste el cuello con el pañuelo y te sentaste sobre mi.


Me empujabas suavemente hacia atrás, con el pañuelo apoyado en mi pecho, hasta tenerme en tu merced, tú a horcajadas sobre mi, atabas mis mános al cabecero con el pañuelo, y a continuación me montabas de todas las maneras posibles que se pasaban por tu imaginación...


y aquí estoy, otra noche más, soñándote, imaginandote, con los ojos cerrados, recorriendo mi cuerpo con mis manos en el lugar de las tuyas

Read more...

Y no pienso deciros si fue sueño o realidad...

domingo, 22 de febrero de 2009

Me llamaste y me dijiste que hacía mucho tiempo que no nos veíamos, que era un buen momento para un café. Bromeaste acerca de si el dulce que suelen poner junto a la taza de café debería ser chocolate o sexo. Te seguí la broma y dije que me ofrecía para sexo, y tú aceptaste, comentando a su vez que ibas a dejar que las cosas se te fueran de las manos.

Nos conocíamos desde hacía tiempo, habíamos hablado de miles de cosas, de experiencias. Habías resuelto casi todas mis dudas respecto al sexo, y yo iba con mucho miedo a verte. ¿Y si iba en serio lo del sexo? Tienes mucha más experiencia que yo. Mucha. Seguro que al final te daba la risa por mi torpeza... o peor, ¡te dejaba insatisfecha!

Finalmente quedamos. Tu chico estaba de viaje, y mi chica también. Madrid, 4millones de almas y tú y yo perdidos en una inmensidad de gente que nos daba anonimato, ayudado bastante por nuestros disfraces de carnaval. 'Iré disfrazada de anuncio -me díjiste- pero debajo llevaré la ropa de aquella foto, esa que viste accidentalmente'. Yo escogí el de piloto. No, no el de un piloto de avión cualquiera. Piloto de la IIGM: pantalón marrón clarito, camisa del mismo color, cazadora de cuero, gorro de piel y pañuelo de seda al cuello. Y tú efectivamente ibas de anuncio, ¡del anuncio de 'Busco a Jacks'! Entraste en el bar sabiendo que yo te imaginaba con la cremallera bajada y sin el mono, solo con la lencería de debajo.

Bebimos, bailamos, me calentabas. Nos sentamos, tú provocativa, 'ibas a lo que ibas', y yo con miedo, cortado, asustado. Tu chico y mi chica se conocían. Eramos todos del mismo grupo de amigos. Al final le eché valor y te pregunté si ir a un hotel sería una locura. 'Es lo que tiene nacer mujer, que estas cosas como somos tan zorronas, lo dominamos mucho mejor que los tios, que sois demasiado inocentes algunas veces... llevaba ya un buen rato esperando a que te decidieras a llevarme a un hotel... creí que no te decidirías en toda la noche'.

Camino al hotel aprovechabas cada semáforo para juguetear con mi oreja, o morder el cuello. Al entrar dentro me dió la risa, el recepcionista había sido amigo mío de pequeño, y sabía que ese hotel estaba en mi barrio, no me pidió ni el DNI, sonrió pícaramente y nos dió directamente una habitación con cama de matrimonio. Subimos a la habitación. Me empujaste contra la cama para sentarme, y te desnudaste, te quitabas la ropa provocando. Y cuando me tenias a mil me prohibiste tocarte. Más que pedir me ordenaste que abriera el agua de la ducha. Me desnudaste, se te veía experta quitando la ropa, desabrochando botones, cremalleras... Estando así, desnudo delante de ti, me sentía totalmente indefenso. Te quitaste la poca ropa que no te habías quidado ya antes: las medias -que no panties-. Fui al baño y viniste conmigo, nos metimos en la ducha. Ducha juntos, tu provocando y yo con prohibicion de tocar. Pero para tí no había prohibiciones y recogías el agua que corría por mi cuerpo con los dedos, suave, acariciando... después te acariciabas a ti misma. Solo podía mirar, no tocar.


Foto de Lila69



Acordamos que la prohibición de tocar cesaría cuando te quitases la toalla. Y la toalla cayó al suelo al sentarte tú en la cama.

Lo siguiente que recuerdo es una sucesión de caricias, manos que se pierden, una sonrisa tuya después de hacer de maestra enseñándome en un par de ocasiones la mejor forma de acariciar, la mejor forma de pasar la lengua por los rincones de tu piel, yo arriba, cosquillas para obligarme a ceder y cambiar de posición, y finalmente tú arriba, sentada, mirándome, controlando los movimientos, la profundidad de penetración la velocidad, la situación.


Read more...

Rozando lo prohibido

martes, 27 de enero de 2009


Foto de Lila69


En ocasiones algunas lectoras tienen novio. Tienen una vida sexual muy activa. Tienen sexo con él antes, después o durante la lectura de algún relato. Y alguna ha fantaseado conmigo. Pero... ¿qué hacer teniendo novio?

Ella decía que quería regalarme algo. Que yo le había regalado excitación y orgasmos. Pero no podíamos hacer nada, no quería ser infiel a su chico.

Un día me pidió el Messenger y se lo dí. Me dijo que había encontrado una forma. Su novio era muy celoso. Yo no podría tocarla, ni olerla, ni rozarla... pero tal vez podría verla, si él no se enteraba. Y sacó su vena exhibicionista.

Abrí sesión, me saludó. Conectamos la cam, por eso de ver cómo era el otro. Ella estaba con un pijama, ropa de andar por casa. Había quedado con su chico y se iba a arreglar. Pero había leido un relato y estaba aún excitada. Mucho.

Se quito el pijama y, desnuda, escogio con cuidado la ropa q iba a ponerse, y se la puso delante mia, para q lo viera Se la puso lentamente, deleitándose en cada movimiento. Blusa con transparencias, sin sujetador. De frente a mi, una manga, la otra, las manos recorriendo todos los botones lentamente.

De espaldas a mi se agachó intencionadamente para que contemplase sus piernas, su culo, se puso el tanga, negro, diminuto, de hilo, anudado a ambos lados para desatar y quitar rápido, o jugar con él a la hora de quitárselo. Misma operacion para la falda. Corta. Muy corta.

¿Te ha gustado? me preguntó, ya sentada en su silla. A mi sí. Voy a relajarme antes de salir...

Se levantó. Oí decir por el micro algo de que tenía que quitarselo para no mancharlo. Remango la minifalda, poco a poco, jugando, provocando. Se sentó en la silla, aún con los zapatos y los tacones puestos. Separó las piernas, estaba mojada. Mucho.

'Ahora vas a disfrutar del espectáculo...'

Read more...

El sms decía: "No traigas pijama"

lunes, 19 de enero de 2009

No hay nada como un fin de semana de desconexión. Nada de tele, nada de pc, ni de correo electrónico, ni de teléfono. Ni de ropa, ni por supuesto pijama.

Solo tranquilidad, una casa calentita perdida en algún pueblo, 1 buen edredón... y olvidarse el pijama, que total, para lo que se va a usar...

Empezar el fin de semana con una cena y vino, y postre, y postre tras el postre, en el sofá, que no da tiempo a llegar más lejos.

Una ducha juntos, agua caliente, nada de esponjas y manos que se pierden en las curvas de la mujer que comparte ducha conmigo.

Besos, caricias, y a la cama... a no dormir debajo del edredón.

Salgo a la calle a comprar, y me acuerdo de ti al oir a dos viejos del lugar 'parece que se templa el tiempo, hoy estamos a 2 grados, ¡que bien se está!' Acelero el paso que me cierran, compro frutas y algo de helado, que en casa no hace frío y puede venir bien para algún postre.

Subir a casa y recibir un empujón contra la pared: '¿Tanto se tarda en comprar? joder,q estoy cachonda y te necesito para un polvo, mete los dedos en mi coño y mira como estoy, ¿vienes a follarme o que? Deja el helado para esta noche que me apetecerá un lento, ahora follame'

Y claro, uno escucha eso y no es de piedra, asi que desata el albornoz que esconde 1 cuerpo desnudo y la pone a cuatro patas, que es lo que quiere...

Parar, descansar, hacer la cena, tardar horas en hacerla entre besos, caricias, provocaciones. Sentarnos y cenar desnudos, ¿para qué vestirnos si nos vamos a desnudar en breve? Acabar de cenar, ir a la cama y dar buena cuenta de la nata y del helado... y de tu cuerpo.

Lo malo es incorporarse a currar después de un finde así!

Read more...

Visita en Navidades

domingo, 11 de enero de 2009

Foto de Lila69.com, con permiso de Lila


De pequeño siempre me contaban que si eras bueno los Reyes Magos venían y te dejaban regalos. Pero nunca me dijeron que si eras malo aparecería otro ser mágico. Este ser mágico se encarga de aquellos que han sido 'malos' y les roban la energía, poco a poco, tras seducirlos, en noches de sexo y lujuria.

Este ser mágico se aparece varias noches entre la noche del 24 de diciembre y la del 5 de enero en la habitación, vestida con tan solo una prenda de ropa por vez...

Con un cinturón ancho de cuero con el que juguetea, baila y después te ata para usarte y tenerte a su libre disposición.

Con una capa atada a los hombros y que deja caer para que contemples la blancura de su piel y la perfección de sus formas, a veces. Otras nisiquiera se la quita, simplemente la abre y monta sobre tí, con ella abierta, moviendo las caderas penetrándose profundamente contigo tumbado boca abajo.

Acaricia tu cuerpo con su melena, con sus manos, mientras te inmoviliza con una mirada casi mágica de lascivia y deseo, y te ata suavemente a la cama para literalmente deborarte a su antojo...

A mi me dejó escapar, por esta vez, sirviéndome su visita como aviso, para que me porte mejor este año...

Read more...
Se ha producido un error en este gadget.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP