¿Jugamos con vendas en los ojos?

martes, 20 de marzo de 2012

Te propongo un juego,¿recuerdas de niña cuando jugabas a la gallinita ciega?Intentalo esta vez, aunque un poco más subido de tono....¿aceptas?

Antes de dejarte responder me acerqué por la espalda y coloqué una venda en los ojos, te di un beso en el cuello,y las consabidas 3 vueltas,sin desperdiciar la ocasión para acariciarte en cada vuelta la cintura o el pecho.

Salté hacia atrás,y tú sonreíste pícara, aunque tropezaste con los pocos cacharros de mi recien estrenado comedor. Me quité la camisa, y la dejé caer al suelo. Hizo poco ruido, pero el suficiente como para que te giraras hacia mi. Opté por dejar caer algo más ruidoso, el pantalón con el cinturón, y te dirigiste ami sin dudarlo, con las manos extendidas que tropezaron con mi cuerpo casi desnudo. Me abrazaste y te besé, mientras mi mano deslizaba tu minifalda por tus piernas, y desabrochaba después tu blusa. "Es hora de igualar condiciones, ¿no?" me dijiste.

Te cogí de la cintura para guiarte a mi habitación y tumbarte en la cama.Me vendé los ojos y me acosté a tu lado: Esta noche solo valen el gusto, el tacto, el oído y el oflato, ¿jugamos?

Tumbados en la cama, con los ojos vendados, nos encontrábamos y nos perdíamos, las manos se perdían en la piel, labios y humedad. Risas provocadas por los choques, piernas y lenguas enredadas, y gemidos acentuados por la oscuridad de la venda...

¿Jugamos?

0 comentarios:

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
?

Esta web se publica bajo una licencia Creative Commons. Los textos son originales. Algunas imágenes han sido obtenidas de internet. En otros casos realizadas por mi. Se retirará cualquier material gráfico si es solicitado por el autor.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP