Escríbeme un relato

sábado, 18 de octubre de 2008

-Nunca me han escrito un relato, se acerca mi cumpleaños y me gustaría uno como regalo de cumpleaños.
-¿Por qué no mejor vivir uno? Vive el relato, crealo tú con quien tú quieras, disfruta... y después, escríbelo, te contesté.
-Ya... pero no se, no me han regalado nunca uno.
-Bueno, yo te regalo uno, pero con dos condiciones. Una es que me invites a café, la otra que te hagas una foto. NO, no quiero un integral, ni una foto sacada de pelicula porno. Quiero una foto sugerente. Una que vaya con el relato, que te la sugiera el relato que yo te regale. ¿Aceptas?

Un día te va a matar tanto café, me dijiste, venga, nos tomamos uno el viernes, así me ves, me puedes describir bien en el relato. Este viernes en el café XXXX, que puedes aparcar bien. Me reconoceras por mis pantalones ceñidos, son unos 'jeans' que se ajustan perfectamente a mis piernas y dibujan mi culito respingón, y una blusa blanca, desabrochados un par de botones... para que mi abundante pecho no se sienta oprimido... también es característico mi pelo rizadito. Sé que te gustan los vestiditos a medio muslo... pero hace frío, y no quiero ponerte nervioso. Tú lleva ese polo tipo rugby de rallas blancas y rojas, seguro que no pasas desapercibido.

Quedamos en el café, y para allá que me fui. Aparqué y vi sentada en la barra a una mujer con vaqueros ceñidos y pelo rizado. ¿cómo saludar? Me apeteca algo atrevido, pero, ¿y si no era ella?

Miré al rededor, ninguna mujer más que cuadrara con esa descripción. Me acerqué y le cogí por la cintura, le susurré al oído 'hola S...'

Te diste la vuelta. Me saludaste con un par de besos, cada cual más cerca a mis labios. ¡¡Menos mal que solo habíamos quedado para acordar cómo iba a ser el relato!! Yo jugaba, me gusta jugar, me da morbo sentir que provoco. Y tú aceptabas y seguías el mismo juego.

Yo pedí un café. Tu un té helado acompañado de un... 'Es bueno el contraste de temperaturas,da mucho juego, ¿sabes?' No nos habíamos sentdo en la mesa y ya estaba subiendo la temperatura. Cogí ambas tazas y pasaste delante. Te contoneabas. Al llegar a la mesa dejaste caer algo de tu mano. Te agachaste para dejarme claro que llevabas un diminuto tanga de color rosa, muy pálido. Curiosa la combinación de color de niña buena en ropa de niña mala...

Nos sentamos en la mesa. Desabrochaste otro botón más, con la excusa del calor.

Bueno, ¿por dónde empezamos el relato? Dices que te has masturbado con el de Simón dice. ¿Quieres un trío? ¿Sexo con un desconocido? ¿Hacerlo con el profesor ese que te mola?

Ummm me encantaría hacer un trío. ME encantaría que quedaras con una amiga mía y que me dejarais ver cómo os lo montáis. O provocarte en cam con ella, o... He decidido que tienes razón. No quiero que me regalen un relato. Quiero vivirlo.

Sabía lo que querías. Me excitó. Notaste mi erección y echaste mano al paquete. S.... estate quieta, nos van a ver. ¿Y qué? respondiste. Ven, vamos a tu casa. Me cogiste de la mano y me hidiscte levantarme. Pagué con un billete y no me diste tiempo ni a esperar la vuelta. Me llevaste a mi coche. Venga, llévame a tu casa. O no. Fóllame de una vez, donde quieras, pero fóllame. Subimos a mi coche, salí a la vía de circunvalación y entonces desabrochaste tu pantalón. Dame la mano, quiero que veas cómo estoy desde esta mañana. Solo pensar que iba a quedar con el autor de los relatos que uso para masturbarme me tiene así desde esta mañana. El tanga estaba más que humedo, empapado. Y mi excitación se modificó exponencialmente... iba a diezmil y tú lo sabías. Desabrochaste tu cinturón de seguridad y te agachaste. ¿Qué haces? Como si no lo supiera. Desabrochaste mi pantalón, acariciaste, lamiste, chupaste, saboreaste y te deleitaste con mi miembro de camino a casa, sin dejar escapar una sola gota cuando yo llegué al orgasmo.

Uummmmm sabía que te gustaría. ¿A ver qué me das tu ahora a mi eh? Aparqué el coche. Nos quedaba un largo camino en ascensor... a pesar de vivir en un primero. ¿Por qué no detenerlo entre dos plantas?Subimos al ascensor, lo paré y te empujé contra la pared. Más que bajarte el pantalón te lo arranqué. Así apoyada contra la pared acaricié tu pecho, y con pocas delicadezas te metí un par de dedos en tu húmedo coño. Estabas muy excitada. Recordé que me habías contado que una de tus fantasías irrealizadas era el sexo anal, por miedo. Acaricié tu ano. Introduje lentamente un dedo. Era una sensacion nueva para tí, pero no te desatradaba... parecia que pronto te derritirías, y no pude resistir intentar meter otro dedo... sin éxito. Tendría que esperar un poco más.

Unos golpes en la puerta edl piso de arriba nos sacaron de nuestros juegos, junto con una voz que preguntaba a gritos si estábamos bien. Te vestiste, di al botón y se renudó el camino hasta mi piso.

Entramos y casi no nos dio tiempo a cerrar la puerta, lanzándonos a comernos a besos, a manosearnos y acariciarnos y meternos mano por cada hueco que dejaba la ropa. 'Se que nunca has estado con una chica totalmente depilada... imagino que te habrás dado cuenta ya de que yo si lo estoy' me díjiste al oido. 'Mira mira, ¿quieres verlo? Me separaste y te bajaste el pantalón y el tanga. Ahi estaba tu sexo perfectamente depilado... 'Quiero que me lo comas, dejate de delicadezas, cómemelo y meteme un par de dedos, ¡pero hazlo ya!' Te empujé hasta el salón y te hice sentarte en el sofá. Me arrodillé y sacié mi hambre y la tuya de sexo oral, masturbándote con un par de dedos además de acariciando tu clítoris con mi lengua. 'Sexo anal' resonaba en mi cabeza una y otra vez. Yo no lo había hecho nunca, pero me apetecía, tenía ganas. Lubriqué con mi lengua la zona de tu ano. No te lo habian hecho nunca y no sabías que fuera tan sensible... introduje primero un dedo... mientras seguia comiendote el coño para que siguieras asi de cachonda. Te gustaba... Me hidiste parar y sacaste de tu bolso un bote de lubricante. '¡¡Qué preparadita venías no guarrilla!!??'. Te masturbaba con un dedo, aplicaba lubricante, luego dos...

Me puse un condón y acerqué la punta de mi pene a tu ano. Estaba lubricado, pero mi pene era más grueso que dos dedos. Introduje un poco la punta. Parecía que te estaba gustando, un poquito más y sentiste algo de dolor... paré 1 poco. 'No me dejes así tío, no me dejes así de caliente' me gritabas. 'Ummm linda, ponte tú encima y así controlas tú cómo entra...'.

Me tumbé y te dispusiste a cabalgarme. Te sentaste poco a poco, controlando tus sensaciones...

A la mañana siguiente, al despertar me diste un beso casto en la mejilla, y me susurraste al oído un 'Me ha encantado tu regalo de cumpleaños, dime cuándo es el tuyo y hablo con una amiga para organizar todo...'


(y ahora... solo falta la foto, que el resto ya lo tuviste :-p)

7 comentarios:

Alicia 19 de octubre de 2008, 4:18  

mmmmm vaya, vaya... ¡qué bien te ha sentado el otoño!

¿publicarás esa foto?

Anwar A.K.A Felipe 19 de octubre de 2008, 5:28  

Buen blog el tuyo, pásate por mi blog, seguro que te gustará.

Saludos desde:

http://cinemaworldycomics.blogspot.com

Casi Nadie Lo Sabe 19 de octubre de 2008, 14:16  

Alicia, a cualquiera le sienta bien el otoño después de unas vacaciones en su País de las Maravillas.

La foto... solo si me dan permiso para ello :)

Sofía 21 de octubre de 2008, 20:06  

si la historia es real, ooouuuuhhh

:-)

un abrazo

Alice 22 de octubre de 2008, 21:02  

Espero que me visites y que me tu voto sea el que inauguré mis votaciones, jejej, espero que te haya gustado... le he echado un vistacillo al tuyo, luego con más calma seguiré oteando a escondidas, jeje.. Mi voto es tuyo.. Un Saludo desde el País de las Maravillas. alicia

___________________ 24 de octubre de 2008, 11:16  

Tocas varias perversiones (o deseos ocultos) seguramente sea eso lo que más excitanción logre, lo prohibido, aquello que nos han dicho que está mal. Ya se sabe que el mayor afrodisiaco está en el cerebro , o eso dicen ;)


Un saludo,

Pedro.

Andrés Schmucke 25 de octubre de 2008, 4:11  

Hola, pasaba por aquí para echarle un vistazo a los nominados a los premios de 20 minutos. Aunque no estamos participando en el mismo renglón vine a pedir vuestra colaboración, solo pido un voto que no enriquece ni empobrece a nadie, claro que pido ese voto siempre y cuando te haya gustado lo que viste al pasar por mi espacio. Si no te gusto lo que viste pues no votes por mí.

Tremendo blog, un saludo desde Venezuela.

Andrés Schmucke.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
?

Esta web se publica bajo una licencia Creative Commons. Los textos son originales. Algunas imágenes han sido obtenidas de internet. En otros casos realizadas por mi. Se retirará cualquier material gráfico si es solicitado por el autor.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP