Y después de aquella sesión de fotos... nos volvimos a encontrar

viernes, 12 de septiembre de 2008

Photobucket



Hacía tiempo que no nos veíamos. No desde aquella sesión de fotografía con ella y su amiga. Lo reconozco, fue divertido, mucho, pero después de aquello me costaba mirarla a la cara.


Quedamos para tomar un café. Era verano, hacía calor, así que escogí una camisa de manga corta y un pantalón de vestir. No suelo ir tan formal vestido, pero esos pantalones dan poco calor... y qué diablos, me sientan de lujo. Ella bajó con un vestido blanco, por encima de la rodilla, escote triangular bastante pronunciado, y un pañuelo atado a la cintura. Tenía una apertura lateral un tanto atrevida. Se sentó en el coche y nisiquiera me dio dos besos, empezó a hablar.

-He estado pensando en lo del otro día. No quiero que te sientas incómodo. No lo planeé. Pero fue... divertido. Creo que no solo no deberíamos sentirnos incómodos, si no que además deberíamos explotar esa puerta que abrimos el otro día...

Y me besó en las mejillas no... un beso en los labios, con lujuria, con deseo...

-¿Nos vamos?

Arranqué el coche y puse rumbo a una cervecería. No suele haber demasiada gente, y tiene un par de rincones discretos. Entramos. La dejé pasar delante y se quitó el pañuelo. Era uno de esos vestidos que se pega a cada una de las curvas, de los que hay que escoger con cuidado qué poner debajo porque se marca todo... y curvas tenía aquella chica para dar y tomar. No llevaba sujetador...

Nos sentamos en una mesa. Un rincon tranquilo, no demasiado visible desde el resto del bar, que hacía forma de L, al fondo, detrás de una columna simulada, o mejor dicho, entre dos columnas simuladas.
-Te has fijado a que sí. Eres muy observador. Ya sabes que no llevo sujetador. ¿Te ha dado tiempo a mirarme el culo antes de que nos atendiera el camarero? A él sí, he visto en el espejo como me miraba. Este vestido marca todo lo que lleves debajo, asi que he cogido el tanga más pequeño que tengo... esperando que no se marcase mucho. Pero tiene un brochecito atrás... y se me marca. Supongo que ya te habías dado cuenta...

Se acercó para decirme ese ya te habias dado cuenta al oído. Se acercó mucho. Puso mi mano en su cintura para que notase el delgado hilo y movio su mano hacia atras, hasta el broche.

-¿Me esperas aqui? No quiero que esto se me marque más, voy al baño a quitármelo, quiero evitar miradas indiscretas...

Jugaba. Sabía jugar. Cada movimiento, cada acercamiento estaba estudiado para excitarme.

Volvio, yo estaba sentado. Se agachó para decirme al oido 'Ya no llevo bragas...' mientras aprovechaba para dejarlas caer sobre mis piernas... y ofrecer un gran espectáculo al camarero, que la mirana desde atrás...
Se sentó a mi lado, hablábamos, siempre que podía se acercaba a distancia de beso. Se inclinaba para dejarme ver sus pechos...
-¡Vamonos! Quiero un poco de sexo
Se levantó y me dejó en la mesa pagando. Dejé el precio de la consumición y más, salí corriendo detrás de ella y sus contoneos que se alejaban entre las mesas
Subimos al coche, me encaminé a casa, pero me pidió que no fuese por el camino corto, que entrase por la carretera del monte, que había menos tráfico.
Tan pronto salimos de zona urbana empezó a acariciarse sobre el vestido.
- ¿Te gusta eh? No mires, que nos estrellamos, tu solo mira adelante... bueno, no seré mala del todo, mete tercera y préstame tu mano derecha.
Cogió mi mano derecha con esas manos pequeñas, suaves, la apoyó en su pecho y gimió levemente con el contacto. Tenía los pezones duros... bajó con su mano la mía a través de su curvilínea geografía hasta llegar a las rodillas. Subió mi mano hacia arriba, hasta que se enganchó con su vestido. Siguió subiendo su mano hacia arriba, y con ella el vestido, hasta llegar a su sexo...
- ¿Esto es lo que quieres verdad? Toca, siente como estoy...
Para ahí, entre esos árboles, no quiero seguir hasta tu casa, está lejos, ¡te necesito ya! y aquí es más morboso
Aparqué mi coche entre dos árboles. Nos daban sombra, y una intimidad relativa, podían vernos desde cualquier sitio. Se bajó del coche y yo detrás. Dirigió su mano directamente a mi pene y su boca a mi oído.
-Estás a punto de explotar, hay que relajar esta tensión un poco o no me vas a aguantar nada...
Desabrochó mi pantalón y se arrodilló. Masajeaba con una mano mis testiculos, besaba, lamía el glande antes de engullir golosa todo el pene, sin darme respiro, hasta hacerme explotar...
-Ummmm sí, por fin, ya te has relajado, ven, bésame.
Nos besamos, apoyé mis manos en sus caderas y las bajé poco a poco para poder subir su vestido. Baje mis labios a su cuello a su pecho. Quería deborarla, seguí bajando a sus piernas su muslo de vuelta hasta arriba de nuevo y llegar a sus labios.
-Ven, me llamó. Abre el maletero. Tiene la altura exacta y lo llevas vacío.
Abrí el maletero, se sentó. me colocó delante de ella y me hizo arrodillarme. Se tocaba, me gustaba ver como se acariciaba el pecho y se masturbaba con la otra mano. Comencé por besarla en la rodilla, otro beso a media altura del muslo, otro más arriba, y empecé a acariciar con mi lengua su sexo.
-¡Eso me gusta, pero mete algún dedo!
Seguí deleitándola con mi lengua en su sexo y dos dedos dentro de él, doblados hacia arriba, acariciando cierta zona rugosa en su interior...
-Mete tres dedos cabrnnnn
No llegó a articular el insulto, se desacía. Notaba el movimiento de sus caderas, de sus piernas. Metí 3 dedos y movía ella sola la cadera como para follarlos. Sabía que me había dicho alguna vez que le gustaba masturbarse analmente con un dedo. Metí uno y creí que iba a llegar al orgasmo. Me separé para ver el espectáculo, y era excitante, morboso. Probé a masturbarla analmente con dos dedos, ella siguió acariciándose el pecho y masturbándose, creí que los gemidos y los gritos podrían oirse desde mi casa...

1 comentarios:

  16 de septiembre de 2008, 15:20  

Hola
Ahora que te va a ver tanta gente, a lo mejor te interesa lo que dice aquí: http://sexmasterinfo.blogspot.com
No es incompatible con el concurso 20 Blogs, si le echas un vistazo a muchos de esta categoría, y a caballo regalado no le mires el diente :)
Suerte.

Publicar un comentario

Se ha producido un error en este gadget.
?

Esta web se publica bajo una licencia Creative Commons. Los textos son originales. Algunas imágenes han sido obtenidas de internet. En otros casos realizadas por mi. Se retirará cualquier material gráfico si es solicitado por el autor.

  © Blogger template On The Road by Ourblogtemplates.com 2009

Back to TOP